Instrumentos musicales

Qué es un instrumento musical?

 

     Todos los instrumentos musicales son resonadores, o máquinas resonadoras. Un resonador es un artilugio (en este caso, todo o parte de un instrumento musical) que vibra en simpatía con (es decir, como resultado de vibraciones similares de) otra parte próxima del instrumento que pones en movimiento.

 

     Así, con la mayoría de instrumentos musicales (no todos, como verás), dos cosas diferentes vibran : 

 

     •   La fuente inicial de sonido que el músico, pone en movimiento, y

 

     •  Un cuerpo resonante conectado a la primera fuente de sonido. 

 

     Cualquier resonador vibra más fácilmente o eficientemente a ciertas frecuencias características, llamadas frecuencias de resonancia. Los diseñadores de instrumentos musicales configuran sus instrumentos para que resuenen mejor a ciertas frecuencias y atenúan las otras lo más posible. Esto es porque las trompetas, los cornos ingleses y los saxofones están configurados tan diferentemente.

 

 Variables que determinan las frecuencias de resonancia de los instrumentos, y por lo tanto, el sonido global del instrumento, son:

 

     •   Tamaño del instrumento

 

     •   Forma del instrumento

 

     •   Material del que está hecho el instrumento

 

     •   construcción interna del instrumento

 

Clasificación de los Instrumentos Musicales

 Se establecen cinco grandes clases de instrumentos musicales, que a su vez se dividen en grupos y subgrupos:

  • Aerófonos : utilizan el aire como fuente de sonido. Se subdividen en aerófonos de columna (constan de un tubo sonoro cuya columna aérea actúa como cuerpo sonoro y determina la frecuencia de los sonidos emitidos más que el dispositivo de excitación) y aerófonos libres (la frecuencia del sonido depende del dispositivo que excita la columna o masa de aire, que actúa sólo como resonador). El aire incluido en una cámara puede ser puesto en movimiento al ser empujado soplando hacia un bisel (flautas), por la vibración de una lengüeta batiente (oboes y clarinetes) o libre (armónicas), o bien de los labios del ejecutante. Algunos instrumentos actúan directamente en el aire circundante (roncadores).

 

  • Cordófonos : el sonido es producido mediante una o varias cuerdas en tensión. Se suelen subdividir en cuatro categorías según el modo de excitación: punteados con los dedos o con ayuda de un plectro (arpas, guitarras, bandurrias, laúdes, vihuelas, salterios, clavecines), frotados con un arco (violines, etc.), o golpeados con macillos (pianos, tímpanos...)

 

  • Idiófonos : están formados por materiales naturalmente sonoros. Se los subdivide según el modo de excitación: percutidos, punteados, sacudidos, frotados, raspados... (campanas tubulares, xilófono...).

 

  • Membranófonos : producen sonido mediante una o más membranas tendidas sobre sus correspondientes aberturas (son, básicamente, los tambores, aunque también otros instrumentos, como el mirlitón o el kazoo). 

 

Electrófonos : el sonido se produce y/o modifica mediante corrientes eléctricas. Se suelen subdividir en instrumentos mecánico-eléctricos (mezclan elementos mecánicos y elementos eléctricos) y radio-eléctricos (totalmente a partir de oscilaciones eléctricas)